Tratamiento para el autismo – Medicación y Terapia ocupacional en niños TEA

A mayor preocupación en todas las familias es encontrar un adecuado tratamiento para el autismo, de forma que tanto si es niño, adolescente como adulto reciba en todo momento el mejor apoyo para lograr su máximo nivel de autonomía.

El trastorno del espectro autista es un diagnóstico para toda la vida, es una alteración neuronal que hace actuar, pensar, comunicar y relacionarse de una manera significativamente muy distinta a lo que podemos imaginar. Está científicamente probado que las personas autistas poseen niveles anómalos en determinados neurotransmisores, hormonas e incluso algunas partes del cerebro; y para solucionar esta desviación, en la actualidad no existe ningún medicamento o fármaco.

Es vital una detección precoz de los síntomas para poder proporcionar las oportunas terapias para niños TEA lo antes posible. Está evidenciado que cuanto antes se empieza el tratamiento psicoeducativo a un niño con autismo, mejor podrá controlar en el futuro su frustración y las conductas repetitivas y/o restrictivas típicas de este trastorno. Gracias a estas terapias proporcionadas por los centros de atención temprana y otras asociaciones relacionadas con el espectro autista, ayudarán a que en el futuro tenga una mejor integración social.

Mi hija lleva desde los 2 años acudiendo a distinto tipo de terapias, está diagnosticada con un autismo leve o mejor dicho de grado 1. Gracias a todo el tratamiento que sigue recibiendo, consigue mejorar sus habilidades para comunicarse verbalmente, progresar adecuadamente con el currículum escolar exigido, modular su comportamiento conductual, y conseguir hacer algunas amistades. A continuación te cuento como ha sido y está siendo su tratamiento del autismo.

tratamientos para el autismo

1 ¿ El autismo tiene cura ?

Cuando recibes el diagnóstico del TEA lo primero que preguntas al neuropediatra es saber si el autismo tiene cura. Es difícil criar y educar a cualquier hijo, pero cuando tienes un niño que apenas sabe hablar, no escucha, no obedece, posee rabietas muy fuertes con gran facilidad, y come mal pues se te hunde el mundo bajo tus pies.

Desde el primer día ya te indican claramente que no hay fármacos para corregir las deficiencias neuronales que se dan en el trastorno espectro autista. Solamente si hay otras comorbilidades como puede ser los ataques epilépticos, falta de apetito o el insomnio, es cuando la medicación podría servir para esos síntomas específicos, pero siempre con el riesgo de posibles efectos secundarios bastantes comunes.

Aunque el autismo no tiene cura y es una patología con la que debe convivir de por vida, por suerte existen centros de atención temprana que imparten terapias psicoeducativa a niños autistas hasta que cumplen los 6 años. Después de esa edad hay es conveniente buscar y adherirse a una asociación especializada en el espectro autista, ya que poseen convenios y pueden indicar los gabinetes privados más adecuados a las necesidades del niño.

Todo este tratamiento para el autismo que posteriormente analizaré, será vital y fundamental para que el niño TEA pueda establecer rutinas, mejorar la comunicación con las demás personas, adquirir habilidades y conocimientos, gestionar sus frustraciones, tolerar novedades, comprender los estados de ánimos; en definitiva para conseguir en el futuro que pueda ser totalmente independiente, ser incluido socialmente y estar integrado en el ámbito laboral.

comprender trastorno espectro autista

En definitiva el autismo no tiene cura, pero con terapias psicoeducativas proporcionadas desde bien pequeños las dificultades ocasionadas por este trastorno se pueden minimizar hasta conseguir ser muy poco apreciables.

2 Tratamiento farmacológico del autismo

Es importante remarcar que no existe tratamiento farmacológico específicamente para el autismo, pero sí hay medicamentos para paliar los síntomas de comorbilidades asociadas al TEA como las siguientes:

  • Fármacos antipsicóticos para paliar conductas agresivas tanto hacia sí mismo como a otras personas.

  • Fármacos anticonvulsivos para evitar ataques epilépticos o disminuir su frecuencia e intensidad.

  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina para tratar los síntomas de ansiedad, depresión y el trastorno obsesivo-compulsivo.

  • Los medicamentos estimulantes para aliviar la hiperactividad, la ansiedad y la impulsividad.

  • Benzodiazepinas y antidepresivos por su acción relajante para reducir síntomas como la intranquilidad, impulsividad, agresividad y los movimientos repetitivos.

  • Suplementos de melatonina para mejorar el sueño y conseguir que pueda dormir un mayor número de horas.

Pero toda esta medicación que sirve para mitigar los síntomas de las comorbilidades poseen en muchas ocasiones efectos secundarios para la persona que tiene autismo. De hecho, cada vez que el psiquiatra o neuropediatra prescriba un medicamento, siempre os dará a leer un documento con todas los posibles efectos secundarios que pueden surgir. Y evidentemente os pedirá vuestro consentimiento por escrito para proporcionar la receta, así que ya podéis suponer que no se trata de un simple antibiótico.

tratamiento farmacologico autismo

Los efectos secundarios de las medicación para personas autistas se pueden desglosar en 2 categorías:

  1. Efectos secundarios bastante comunes en aparecer como insomnio, falta de apetito, irritabilidad, problemas estomacales, cansancio o fatiga. Estos son los que sería habituales en surgir y conforme se vaya regulando la dosis y frecuencia del fármaco tal vez desaparezcan o sean menos intensas las reacciones.

  2. Efectos secundarios menos comunes: dolor de cabeza, ansiedad, convulsiones, cambios de ritmo cardíaco, colesterol alto, incluso hasta hepatitis en los medicamentos para las convulsiones.

Personalmente nunca hemos tratado farmacológicamente a nuestra hija, tal vez porque sus síntomas del autismo sean leves, o gracias a que las terapias psicoeducativas proporcionadas desde bien pequeña le han servido. Mi consejo antes de medicar a un niño con autismo, valorar bien la necesidad y los efectos secundarios de tomar dicho medicamento.

3 Terapias para niños autistas

Volvemos a recordar que el autismo es un espectro tan diverso que es imposible encontrar dos niños autistas con idénticos síntomas. Lo que sí sabemos es que tendrán problemas para comunicarse, interrelacionarse con los demás, y mostrará comportamientos repetitivos y restringidos; pero uno tendrá una forma de ser distinta. Puede presentar hiperactividad o hiposensibilidad sensorial, tener una capacidad comunicativa previa diferente, por supuesto gustos y aficiones distintas, incluso el entorno social será desigual de una familia respecto a otra. Así que cualquier tratamiento para el autismo va a ser personalizado a medida para cada niño en función de sus síntomas y peculiaridades.

Actualmente lo que está teniendo mejores resultados para el autismo en niños son las terapias psicoeducativas impartidas en centros de atención temprana hasta los 6 años. Esta intervención va dirigida a reducir los síntomas del TEA y ampliar en la medida de lo posible la autonomía, integración y aprendizaje básico del niño autista. Interviniendo en las siguientes áreas:

Área social:

Básicamente enseñarle las reglas básicas de conducta como pedir las cosas bien, respetar los turnos, aprender a utilizar el contacto visual, establecer rutinas, comprender las emociones suyas y de los demás, explicar reglas de juegos, participar en dinámicas de grupo con otros niños.

Área comunicativa:

Recrear contextos para interactuar comunicativamente, utilización de pictogramas y símbolos, jugar con letras, aprender frases estructuradas para utilizar en ocasiones específicas, practicar los fonemas, mejorar la pronunciación, distinguir sonidos, etc…

Área comportamental:

Enseñar a gestionar su frustración, reducir sus conductas restrictivas, generar oportunidades para practicar nuevas conductas, aprender técnicas de autocontrol.

Área sensorial:

Centrada en regular el nivel sensitivo que padezca. Como por ejemplo a nivel auditivo hipersensibilidad que cualquier ruida le molesta o hiposensibilidad donde se hace el sordo en todo momento. También sirve para regular el nivel olfativo, visual o del gusto. Y este tratamiento de integración sensorial para niños también trabaja el sentido del tacto, ya que a veces pueden ser muy reactivos ante el roce de determinados materiales, no distinguir el frío del calor, no soportar el contacto directo.

terapia ocupacional para niños autistas TEA

Intereses restringidos:

Terapia para introducir juego simbólico con objetos nuevos. Utilizar cuentos o dibujos para recrear situaciones novedosas. Incitar curiosidad por situaciones contextuales desconocidas que pueda admitir.

Asistencia fisioterapéutica:

También se puede proporcionar tratamiento fisioterapéutico en el caso que el niño presente dificultades físicas notables o una pobre coordinación motriz.

En cualquier tratamiento para el autismo siempre va a ser muy importante el compromiso de los padres y madres. Deben estar involucrados, pedir información, recibir formación, encontrar el apoyo de los terapeutas, compartir sus experiencias con otras familias que poseen hijos con el mismo problema. No se trata de llevar al niño al centro y esperar que en las dos o tres horas semanas vayan a solucionar todos sus problemas, las familias en casa deben replicar las pautas que le proporcionan en el centro de atención para que al final funcionen con los mejores resultados.

talleres educativos para familias con autismo

Aunque los centros de atención temprana solo atienden a niños autistas hasta 6 años, va a ser indispensable seguir con sus terapias en gabinetes especializados en el trastorno autista, y para esto las asociaciones de autismo son vitales para después de esa edad.

4 Asociaciones TEA en España

Una vez que ha cumplido los 6 años, el centro de atención temprana ya no proporciona el tratamiento para el niño autista. Habrá ocasiones que este mismo centro posea en otras instalaciones un gabinete psicopedagógico para niños mayores de 6 años y adolescentes, donde se puede continuar con las terapias que estaba recibiendo.

En caso contrario es muy recomendable averiguar si existe alguna asociación específica sobre el autismo. España tiene unas 140 entidades que prestan apoyos y servicios especializados a niños, adolescentes y adultos con TEA. En el siguiente enlace podéis encontrar la asociación de autismo más cercana a tu localidad.

Estas asociaciones TEA que puedes encontrar en España proporciona servicios a todas las personas con autismo y a sus familias. Con el objetivo de favorecer la integración y el bienestar de las personas con trastornos del espectro del autismo. Ofrecen tratamiento para niños autistas, talleres rehabilitadores y terapéuticos para adolescentes y adultos, buscan crear un ambiente de convivencia para favorecer la integración social.

Antes de admitir tu integración en la asociación deberás pasar una entrevista y valorarán al niño para ver si los servicios que prestan son los más adecuados.

Es conveniente recordar que hay 3 tipos de autismo diferentes, estas asociaciones TEA siempre han estado muy enfocadas a niños y personas autistas de grado 2 o 3 donde su nivel de dependencia es muy exigente y poseen muchas dificultades para comunicarse.

En el caso de mi hija su autismo es leve diagnosticado de grado 1. Es muy autónoma, posee bastantes capacidades de comunicación y le permite interrelacionarse con los demás con algo de éxito. Con lo que a parte de estas asociaciones también se puede encontrar tratamiento y terapias especializadas en autismo en gabinetes privados. Por ejemplo ella va a ASPALI (Asociación Asperger Alicante) especializada en niños y adolescentes autistas de grado 1.

asociaciones de autismo con terapias y tratamiento

Lo que quiero decir, es que a partir de los 6 años dependiendo de los síntomas que presente un niño TEA, siempre vais a poder encontrar otras asociaciones, gabinetes o clínicas privadas que proporcionan terapias y tratamientos especializados para niños con autismo. Eso sí, dependiendo de las necesidades y del grado diagnosticado es como debéis valorar si ese sitio puede ser el más adecuado.

5 Tratamientos alternativos del tea

La terapia psicoeducativa es la que mejores resultados proporciona a los niños con autismo, pero también existen otro tipo de terapias. No es que sean tratamientos alternativos, son más bien complementarios. Algunas que podemos destacar son las siguientes:

  • Musicoterapia.

A través de la música busca manejar problemas de ansiedad, estrés y depresión. Por ello la musicoterapia en el autismo, es una gran herramienta, que también ayuda a mejorar las conductas en estas personas.

Consigue un mejor desarrollo neuromotriz mediante juegos funcionales. Desarrolla la agudeza de los sentidos visuales, del tacto, olfativo, auditivo o gustativo. Estimula el desarrollo instaurando nuevas formas de expresión de las emociones, comunicación y movimiento.

  • Natación para niños con autismo.

Es una terapia perfecta para estimular el desarrollo psicomotor de los niños, y favorecer su relajación y bienestar. Funciona muy bien para abordar dificultades en el procesamiento sensorial, ya que éste proporciona información sobre el movimiento del cuerpo, temperatura y densidad del agua y se generan nuevas sensaciones.

Las condiciones del medio acuático ayudan a controlar su nivel de ansiedad y disminuir las conductas repetitivas. También sirve para mejorar su interacción social, desarrollo del lenguaje y la conducta adaptativa a nuevos entornos.

  • Equinoterapia.

Se trata de la actividad de montar a caballo donde proporciona numerosos beneficios a niños autistas como desarrollar el equilibrio, la coordinación entre los lados izquierdo y derecho del cuerpo. Secuenciar pasos motores, seguir instrucciones.

Los órganos sensoriales vestibulares (o de equilibrio) ubicados dentro de los oídos internos del niño se estimulan con cambios en la dirección, la velocidad y las inclinaciones. El tacto del pelaje del caballo estimula su piel. Los sonidos, los olores y el ambiente del caballo motivan al niño con TEA a escuchar y responder a los estímulos del animal.

  • Terapia asistida con perros.

Donde la interacción con el niño autista aumenta la interacción social, disminuye las conductas restrictiva, incentiva el juego simbólico y promueve un mayor y mejor uso del lenguaje.

terapia con perros para niños autistas

El perro aporta un cúmulo de sensaciones y experiencias basadas en una comunicación emocional fácilmente interpretable. De forma que el animal sirve de puente para que la persona con trastorno autismo aprenda a interpretar las situaciones comunicativas y sociales, potenciando la visión de sí mismos y del otro mejorando su desempeño en ellas.

6 Metodología Teacch y Aula Tea en el colegio

Ya hemos comentado que el autismo no tiene cura y se debe convivir con este trastorno durante toda la vida. Si bien la importancia de una detección precoz para poder comenzar las terapias psicoeducativas son esenciales para el devenir futuro del niño. Al mismo tiempo que las familias deben estar involucradas en el tratamiento para el autismo, los colegios juegan un papel fundamental y determinantes, ya que el alumno TEA va a pasar mucho tiempo en la escuela.

Independientemente del modelo de escolarización propuesto por los Servicios de Orientación Educativa correspondientes a tu ámbito, el aula siempre debe estar adaptada para facilitar la integración del niño autista. Si para un alumno con silla de ruedas pedimos que el acceso a las instalaciones físicas estén acondicionadas, para que puedan enseñar a alguien con un trastorno neuronal también debemos exigir una adecuado ambiente.

Tanto si en el colegio hay un aula TEA específica como si el niño se va a estar en una clase ordinaria, debemos exigir que su clase contemple peculiaridades para crear un entorno oportuno que pueda comprender y motivar en el colegio.

La metodología TEACCH es un programa de intervención típica en centros de atención primaria que poco a poco se va implementando en las aulas que acogen alumnos con trastorno del espectro autismo. Se basa en 5 principios:

  1. Aprendizaje estructurado. Además del horario escolar donde se desglosa el tiempo de cada asignatura, es importantísimo que en cada sesión se estructure siempre de la misma forma para que sea más comprensible por parte del niño TEA. Por ejemplo que los primeros minutos del día siempre se haga una breve asamblea, antes de empezar la clase se puede ir al baño, primero se atiende la lección y después se trabaja, etc.. Es vital que el funcionamiento de una asignatura siempre sea igual.

  2. Usar el máximo de elementos visuales en su pupitre, las perchas, mesa del profesor, en paredes, pizarras, suelos, etc… Si una imagen vale más que mil palabras, pues en el autismo es más exponencial.

  3. Basar el aprendizaje en función del nivel comunicativo del niño, es decir adaptarse a explicar con pictogramas, signos, palabras estructuradas, etc… El nivel de exigencia, la forma de explicar la materia, los trabajos a realizar debe ser adaptada a sus capacidades. Aunque esto se debería hacer a todos los alumnos con independencia de que tengan un trastorno autista o no.

  4. También adaptar el aprendizaje básico en colores, números, formas, vocabulario, etc… en función de las capacidades del alumno TEA. No se puede pedir que avance en el temario con la misma velocidad que el resto de alumnos, si hace falta hay que aplicar adaptaciones curriculares o extracurriculares.

  5. El método Teacch en el colegio, también persigue conseguir la colaboración de los padres para comprender mejor las conductas de su hijo. Un diálogo fluido entre los profesores y la familia es imprescindible para anticipar situaciones de frustración, conocer sus gustos para motivar al niño en el aula.

metodologia teacch en colegio para niños autistas

Como ya he comentado miles de veces, cada niño autista posee unos síntomas distintos. Igual que el tratamiento TEA es diferente en cada caso, todas las adaptaciones que se deban hacer para aplicar una metodología Teacch también serán personalizadas. No se puede hacer cambios estandarizados o pensar que si algo funcionó con un niño autista también servirá para otro, por desgracia no funciona así.

El método Teacch siempre debe ir acompañado por el compromiso del colegio y los profesores en aprender constantemente como tratar y enseñar a este tipo de niños que presentan dificultades simplemente por su forma de ser.

7 Conclusiones

El autismo no tiene cura, es una dificultad donde es imprescindible un diagnóstico precoz para que pueda empezar cuanto antes las terapias psicoeducativas tengan más éxito en los niños TEA. El tratamiento para el autismo no se basa en tomar un medicamento, sino en trabajo, paciencia y sacrificio tanto por todas las partes: familias, gabinetes educativos, centros de atención temprana y por supuesto el colegio.