Tipos de autismo – Grados del trastorno espectro autista y clasificación TEA

Es importante comprender que existen distintos tipos de autismo que afectan de diferente forma y poseen síntomas diversos. Conociendo el grado de TEA de la persona es más fácil acertar que centro de atención es más conveniente para realizar las terapias oportunas.

Como hemos comentado en otras ocasiones, al ser un trastorno neuronal, a simple vista sin conocer al afectado es muy difícil saber si es autista, ya que no hay rasgos físicos visibles. Por defecto alguien puede pensar que todos los que poseen este síndrome son iguales, pero la realidad es que existe una gran diversidad de síntomas y por lo tanto una buena variedad de tipologías.

Seguro que has oído hablar del autismo de alto funcionamiento, para referirse a personas que socialmente son un poco raros pero que tienen excelentes capacidades para realizar algunas actividades específicas. O que alguien padece autismo leve para indicar que apenas se le nota. O TEA severo para quienes no hablan o necesitan una dependencia permanente.

Pueden ser términos populares aceptados por la población en general, pero al final es conveniente determinar el grado en el trastorno del espectro autista que posee según el DSM5. Es el manual de diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales publicado por la APA, Asociación Psiquiátrica Americana, que es el gran referente en cuanto a salud mental mundial.

Así que a continuación voy a explicar los diferentes grados de autismo que están reconocidos a nivel clínico internacional.

grados trastorno espectro autista

1 Tipos de autismo según el ambito popular

Hasta que diagnosticaron a mi hija con autismo grado 1, desconocía completamente este trastorno que afecta a muchísimas más gente de la que puedas imaginar, ya que la detección anticipada del TEA es relativamente reciente en España en caso leves. Yo asociaba a las personas autistas como los referentes que se ven en las películas como en Rainman o la serie Touch, pero resulta que ese es tan solo uno de los distintos tipos en el trastorno del espectro autista que puedes encontrar.

Antes de pasar a los diferentes tipos de autismo catalogados por el DSM5, voy a repasar la nomenclatura popular con que la comunidad médica informaba a las familias sobre el nivel o grado de este trastorno neuronal para hacerlo más comprensible.

Antes se clasificaba este síntoma en función del grado de severidad, abarcando de mayor o menor necesidad de dependencia en la persona. Al hablar de severidad no se está refiriendo a si presenta más déficit intelectual. Antes se pensaba que la mayoría de personas autistas poseían un coeficiente intelectual más bajo de la media, pero en la actualidad está demostrado justo lo contrario, y las personas con TEA presentan un coeficiente de inteligencia normal. Así que de esta forma, antes se podía hablar de las siguientes clases de autismo que se utilizaba:

1.1 Autismo severo

Cuando se hablaba de autismo severo se refería a quienes presentaban los síntomas del espectro autista en su mayor intensidad. Como por ejemplo:

  • No hablar o decir algunas palabras sueltas, de forma que se comunican mediante pictogramas.

  • Torpeza motora en general, siendo más visible en la coordinación en el movimiento de sus piernas y/o brazos. Aleteando las manos, dando vueltas sobre sí mismo sin marearse, balancearse hacia delante y atrás.

  • Intereses muy estrictos sin permitir ninguna novedad en su rutina.

  • Predisposición a realizar siempre las mismas actividades.

  • Intensidad y duración muy alta en las rabietas.

  • Gran sensibilidad ante pequeños cambios en el entorno que le rodea.

  • Escasa o nula socialización, sobre todo añadida por el hecho de que el resto de la sociedad los considera extraños sin hacer ningún esfuerzo por entenderlos e integrarlos.

En definitiva, las características y rasgos del trastorno espectro autista elevadas a su máximo nivel, requiriendo un alto nivel de dependencia para la mayoría de aspectos en su vida diaria.

1.2 Autismo leve

Después en el otro extremo se podía ubicar a las personas con autismo leve, donde las dificultades en cada área eran menos visibles, como por ejemplo:

  • Habla con frases muy estructuradas y mecánicas, repite las palabras que oye, tiene dificultad para expresar emociones o conceptos abstractos.

  • Poseen una destreza motora normal, pero para realizar una actividad física nueva pueden ser un poco torpes.

  • Presentan algunos comportamientos repetitivos y les cuesta adaptarse a las novedades aunque las toleran.

  • Las rabietas son más puntuales, con menor intensidad y ellos mismos se pueden autorregular el nivel de frustración sin ayuda.

  • Siguen notando los pequeños cambios que puedan surgir, pero al ser más tolerantes manifiestan menor rechazo o incluso al no decir nada, podemos pensar que han pasado inadvertidos.

  • Da la sensación que son más sociables, porque con el tiempo consiguen hacer amigos aunque sea por intereses o aficiones comunes.

nivel de autismo leve

En esta ocasión, los niños o adultos con autismo leve son capaces de llevar una vida normal y no presentan un grado de dependencia notorio. A simple vista parecen que no presentan ningún tipo de trastorno neuronal, hasta que entablas una relación o un contacto social.

1.3 Autismo de alto funcionamiento

Dentro del ámbito popular ha surgido el concepto de autismo de alto funcionamiento o rendimiento, que nunca ha estado reconocido por la comunidad médica y ni siquiera lo contempla la clasificación TEA realizada por el DSM-V.

Habitualmente muchas familias utilizan este término para referirse a personas autistas leves pero que posee una inteligencia superior a la normal, sobre todo en algunas materias donde muestran un alto nivel de interés. Sería gente que presenta las típicas dificultades del TEA en comunicación, interacción social y comportamientos restrictivo o repetitivos, pero que poseen una capacidad o habilidad fuera de lo común.

Se asocia a nivel popular el autismo de alto funcionamiento con el síndrome de Asperger. A nivel de ejemplo se pueden encontrar personajes tan famosos como Mozart o Einsten han sido los referentes dentro de esta incorrecta terminología popular.

Encima el gran problema añadido que conlleva utilizar el concepto de autismo de alto funcionamiento, es pensar que esa persona debe destacar o ser una estrella en su materia. Con esto al final lo que hacemos es poner en su mochila de dificultades otra más, la ansiedad de las expectativas que se generan hacia él.

autismo alto funcionamiento

A mi personalmente no me gusta ninguno de los 3 tipos de autismos anteriormente descritos y que popularmente se utilizar mucho. Una persona no se puede catalogar por su nivel de autista, al igual que tampoco se es mucho o poco celíaco, si no que lo importante es determinar que dificultades posee en cada área e intentar centrarse en ofrecer la mejor ayuda posible. Por eso la clasificación oficial del DSM5 me parece más correcta.

2 Grados de autismo según DSM5

El DSM5 o Manual de diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, elaborado por la Asociación Americana de Psiquiatría. Es la guía por excelencia para clasificar los diferentes trastornos mentales catalogados, proporcionando descripciones claras con la finalidad que toda la comunidad científica y médica puedan diagnosticar, estudiar, intercambiar información y tratar los distintos trastornos existentes, entre los que evidentemente se cataloga al Trastorno del Espectro Autista.

En concreto clasifica los tipos de autismo por grados diferentes, en base al nivel de dificultad que posee la persona en las siguientes áreas:

1 Comunicación e interacción social donde incluye los siguientes apartados:

  • Déficit en las conducta social. Desde problemas muy leves hasta la inexistencia de interacción con otros adultos o niños.

  • Problemas en la comunicación. Puede comprender ausencia de habla o gestos faciales, hasta una perfecta capacidad para conversar o situaciones intermedias como lenguaje más limitado con frases muy estructuradas.

  • Dificultad para mantener relaciones o intereses comunes con otras personas.

2 Comportamientos restringidos y repetitivos que manifiesta en las siguientes secciones:

  • Movimientos corporales estereotipados y/o repetitivos.

  • Adaptación de rutinas y flexibilidad ante los cambios.

  • Como es el interés sobre aspectos que le llaman la atención y sobre los que no.

  • Reacción ante estímulos sensoriales como pasividad al dolor, al calor, al frío, al olor, o todo lo contrario. Es decir si presentan hipersensibilidad o hiposensibilidad sensorial.

En función del nivel de intensidad que tenga en los términos anteriores, se cataloga el autismo en grado 1 si necesita algo de ayuda para las tareas diarias de la vida, TEA grado 2 si requiere bastante ayuda o autismos grado 3 si necesita mucha ayuda y posee un alto nivel de dependencia para hacer la mayoría de las cosas cotidianas.

tipos de autismo segun dsm5

2.1 Autismo grado 1 de poca ayuda

Integraría a lo que popularmente antes denominamos autismo de alto funcionamiento o personas autistas leve. Los síntomas no son tan intensos o severos, el desarrollo del lenguaje en el niño sería normal dentro de las típicas adversidades que pueden presentar como localia, dificultad para expresar y comprender sentimiento.

A nivel social les cuesta iniciar interacciones sociales, o presentan respuestas atípicas dentro de lo aceptado socialmente. La inflexibilidad del comportamiento puede ser más significativa en algunas situaciones determinadas. Suelen contar con problemas de organización y planificación que dificultan su autonomía.

Estas personas y niños con autismo leve si cuenta con la atención necesaria, pueden integrarse escolar y laboralmente sin problema.

2.2 Autismo grado 2 con ayuda intermedia

En el trastorno del espectro autista de grado 2 las dificultades de comunicación son más visibles, y suelen recurrir al uso de pictogramas u otros apoyos visuales para expresarse. Son menos flexibles en su comportamiento respecto a los del TEA nivel 1, y presentan más dificultades para afrontar cambios incluso con la aparición de altos niveles de ansiedad. Las conductas restringidas o repetitivas son más frecuentes y se dan en numerosas situaciones.

Las personas afectadas con este tipo de autismo necesitan cierto tipo de ayuda, sobre todo si implica algún tipo de interacción social por mínimo que sea. Su integración escolar y laboral es más complicada pero perfectamente posible.

2.3 Autismo grado 3 de alta dependencia

Popularmente es más conocido como autismo severo del que hemos hablado en la anterior clasificación del TEA. El trastorno espectro autista de grado 3 se manifiesta en un nivel más profundo. Donde hay una ausencia total del lenguaje, no miran a los ojos de las demás personas y se aíslan totalmente respecto a su entorno. Realizan movimientos repetitivos y extraños sin motivo aparente, y raramente expresan expresión de emociones y de intereses o actividades de manera reducida.

Son muy inflexibles en su comportamiento con extrema dificultad para afrontar cambios. Presentan comportamientos muy restringidos y repetitivos que influyen notablemente en todas las facetas de su vida diaria. Prácticamente sus intereses son monotemáticos sin importar cualquier otro interés.

En el grado 3 de autismo, la dependencia de terceras personas para ayudarles en sus tareas cotidianas es bastante exigente. Su nivel de escolaridad es más peculiar pues requiere de centros específicos con profesionales cualificados, y su integración laboral es mucho más complicada aunque no por ello imposible, ya que gracias a muchas asociaciones siempre podrían encontrar algún tipo de trabajo que pudiera desempeñar.

Al final la clasificación del autismo según el manual DSM5 es por el que se rigen todos los profesionales y asociaciones relacionados con el este trastorno. Como has visto según el nivel de intensidad que presente, va a necesitar de ayudas más o menos específicas que solamente serán capaces de proporcionar profesionales cualificados.

sintomas TEA grado 3 alta dependencia

Cuando un niño con el trastorno de espectro autista cumple los 7 años, ya deja de ser atendido por el centro de atención temprana. Entonces debe buscar terapia en asociaciones específicas que se regirán por la clasificación del DSM5 para valorar si pueden intervenir correctamente al niño. Por ejemplo los niños con autismo de grado 3 es aconsejable ir a centros específicos de autismo, mientras que los TEA de grado 1 son admitidos en más tipos de corporaciones para su tratamiento.

3 Clasificacion trastorno espectro autista según DSM-IV

La anterior clasificación del DSM5 fue actualizada en mayo del 2.013. Hasta entonces la clasificación del autismo se regía por el DSM-IV donde en la categoría de Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD) incluía a los siguientes:

1. Trastorno autista o síndrome de Kanner.

2. Trastorno de Rett,

3. Trastorno desintegrativo infantil o síndrome de Heller.

4. Síndrome de Asperger.

5. Trastorno generalizado del desarrollo no especificado.

clasificacion autismo dsm4

Con el DMS5 estos cinco grupos desaparecen, con la finalidad de no etiquetar a un niño o adulto con un síndrome específico. Así a partir de ahora se denominan personas con trastorno del espectro autista, que puede variar de un grado 1 hasta el 3 de mayor intensidad.

A pesar de que ya no se usa esta clasificación del TEA, vamos a ver las características de cada grupo.

3.1 Síndrome de Kanner

Leo Kanner, científico estadounidense, en 1941 fue el primero que detectó una serie de 11 niños con unas características en el comportamiento poco usuales. A esta patología la denominó Autismo Infantil Precoz, siendo este el primer trastorno en englobar a los niños con autismos con independencia de su nivel de gravedad.

Entre las anomalías que detectó en el comportamiento destacaban:

  • No establecen relaciones con otras personas, no miran nunca a la car.

  • No utilizaban el lenguaje verbal para comunicarse.

  • Excelente memoria para recordar poesías, canciones, carreteras.

  • Repetían palabras que oían.

  • Las palabras siempre toman un significado literal sin comprender metáforas o simbología abstracta.

  • Tenía muchas rutinas en su vida.

En resumen presentaban problemas de comunicación, interacción social y conducta.

3.2 Síndrome de Asperger

Al mismo tiempo que Leo Kanner, Hans Asperger en Austria identificó 4 casos con características semejantes a las indicada por Kanner pero con la diferencia de que no presentaban problemas comunicativos en su lenguaje.

El término ‘Síndrome de Asperger’ empezó a reconocerse en 1.994 con la clasificación proporcionada por el DSM-IV. Pero el problema es que los niños diagnosticados tempranamente con un autismo leve y eran tratados con una terapia correcta sus dificultades comunicativas mejoraron y se hacía muy difícil distinguir a un síndrome asperger de un autista. Así que en el DSM5, incluye el asperger dentro del Trastorno del Espectro Autista, donde por regla general estarían ubicados en un autismo de grado 1.

3.3 Síndrome de Heller

Este nivel de autismo se conoce como trastorno desintegrativo infantil. Se debe a que en los primeros años el niño se desarrolla normalmente, pero en cierto punto comienza a perder paulatinamente las habilidades que ha adquirido.

Por lo general, el autismo regresivo se presenta a partir de los 3 o 4 años, aunque en algunas ocasiones la regresión neurológico se puede originar hasta los 10 años de edad. Poco a poco van apareciendo los mismos síntomas del autismo severo pero con menos intensidad. De esta manera, el niño va perdiendo sus habilidades de lenguaje, capacidad para comunicarse e interactuar con el resto de personas de su propio entorno.

Por otra parte, aparecen conductas repetitivas, tanto motoras, como manierismos y estereotipias, aunado al aislamiento de las personas que le rodean. Ahora con el DSM5 englobaría a los denominados autistas de grado 2.

3.4 Síndrome de Rett

Es un trastorno neurodegenerativo que aparece en la niñas a partir de los 6 meses, donde empieza a surgir la microcefalia y pérdida de habilidades manuales. Después surgen movimientos estereotipados como retorcer las manos o dar palmas. Presentan un déficit de implicación social y el desarrollo de su lenguaje receptivo y expresivo es escaso.

La opinión de la comunidad psiquiátrica es que se trata de un trastorno del desarrollo muy diferente al TEA y por lo tanto a partir del DSM5 se separa su diagnóstico del autismo.

3.5 Trastorno generalizado del desarrollo no especificado

Con la clasificación en tipos de autismo proporcionada por el antiguo DMS-IV este diagnóstico se usaba cuando había síntomas significativos de autismo desde el punto de vista clínico pero que no cumplía con todos los criterios. Es decir si el niño no presentaba dificultades en todos los ámbitos del trastorno autista o Asperger (reciprocidad social, comunicación, conducta estereotipada), entonces se encasillan dentro de esta categoría no especificada.

Ahora con el DSM5 estarían englobados dentro del trastorno espectro autista, la mayoría incorporados en el grado 1.

4 Conclusión

En mi opinión bastante dificultades sociales tienen estas personas para estar señaladas con una etiqueta como autismo leve, severo o niños autistas con altas capacidades o síndrome de Asperger.

Lo correcto y más apropiado es emplear la terminología en clasificación y tipos de autismo proporcionada por la DSM5, donde en función de su intensidad se podría englobar en un grado 1 con poca dependencia hasta un grado 3 donde el requerimiento de ayuda es muy importante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *