Síntomas del tdah en niños. Diagnóstico del déficit de atención con hiperactividad

Una de la grandes controversias que hay en el déficit de atención y la hiperactividad es la subjetividad que existe en los criterios para reconocer los síntomas del tdah en niños.

A priori puede parecer que simplemente con investigar y leer por Internet las características ya podemos sospechar si nuestro hijo o el alumno puede estar afectado por este síndrome. Pero realmente es tremendamente complicado reconocer el tdah, porque se puede asemejar a otros trastornos y fácilmente presenta comorbilidades con otras patologías. Así que solamente los profesionales psiquiátricos son capaces de evaluar, detectar y diagnosticar fehacientemente los síntomas del déficit atencional y reconocer a los niños hiperactivos.

Mi hija fue evaluada y el diagnosticada por la USMI cuando tenía 6 años. Su caso era bastante evidente debido a que desde los 2 años posee su dictamen del espectro autista, y contínuamente tenía citas de seguimiento con la unidad de neuropediatría y psicología.

En cambio, en muchos niños el inicio de la sospecha viene a través del equipo de orientación psicopedagógica del colegio. Justificado a que muestra una conducta inadecuada en el colegio y que afecta de forma considerablemente negativa a su rendimiento escolar. Y en estos casos es donde se encuentra más subjetividad en el diagnóstico y dificultad en reconocer claramente las características del déficit de atención y la hiperactividad.

Así que a continuación os voy a mostrar cuales son las características típicas que presenta un niño inatento con o sin hiperactividad. Las distintas comorbilidades que pueden coexistir con este trastorno neuronal y que pueden confundir en su evaluación. Y por último indicaré las etapas médicas necesarias para conseguir el diagnóstico del Tdah.

sintomas como detectar tdah en niños

1 Síntomas del tdah en niños

Desde el año 2.013 el DSMV, la guía de referencia a nivel psiquiátrico para evaluar trastornos mentales, desglosó el tdah en tres categorías:

  1. Persona inatenta donde predomina el déficit atencional.
  2. Adulto o niño hiperactivo e impulsivo donde predomina la hiperactividad.
  3. TDAH combinado donde hay presencia tanto de impulsividad como en déficit de atención en los niños hiperactivos.

Más adelante vamos a profundizar en los síntomas del tdah de cada una de estas 3 subcategorías. En cada una se establece un nivel de intensidad bajo, medio o alto en función de las dificultades que muestra en las siguientes áreas:

  • Disminución en la facultad cognitiva para aprender nuevos conocimientos debido a las distracciones continuas, poca capacidad de atención y deficiente memoria de trabajo.
  • Complejidad para fijar objetivos debido a la baja capacidad de organización, planificación y ejecución que posee.
  • Distorsión al procesar la información recibida, debido a la lentitud que muestran para asimilar los diferentes estímulos sensoriales.
  • Alteraciones en el comportamiento haciendo que actúe de una manera poco adecuada según el contexto social.
  • Débil gestión en manejar la frustración, siendo frecuente la aparición de ansiedades y etapas depresivas.

Los síntomas del Tdah son más perceptible en niños debido a que buena parte de su tiempo la comparten en el colegio con otros alumnos, donde deben respetar y adecuarse a unas normas. En adultos en cambio es mucho más complicado de diagnosticar, ya que no suelen estar expuestos a ambientes sociales tan normativos ya que por defecto los van a evitar al ser conscientes que son áreas de actividad poco propicias para ellos. Y los posibles síntomas de hiperactividad o inatención que muestran en la vida adulta fácilmente se pueden diagnosticar con otro tipo de trastornos como por ejemplo depresiones o comportamiento bipolar.

La impulsividad y los niños hiperactivos se pueden reconocer desde los 3 años, al detectar que generalmente no obedecen a los padres, no respetan las normas establecidas, presentan problemas para dormir, hay lentitud en el desarrollo del lenguaje y la motricidad, constantemente muestran conductas desafiantes hacia los demás. El problema está que el diagnóstico del tdah infantil en niños tan pequeños es muy complicado y no hay instrumentos fiables y válidos para esas edades tan tempranas.

sintomas deficit atencion hiperactividad en niños

Así que básicamente el diagnóstico se realiza en niños durante la etapa escolar, ya que los síntomas del déficit de atención se empiezan a reflejar más nítidamente en la etapa escolar con el paso a primaria a los 5 o 6 años. El alumno se distrae con gran facilidad, no puede permanecer sentado en su pupitre, muestra conductas impulsivas, presenta retrasos de aprendizaje en lectura y escritura, sus compañeros le excluye, muestra conductas agresivas.

En el artículo sobre que es el tdah vimos cómo afecta al sistema neuronal y las implicaciones que tiene en el cerebro. Es un trastorno con el que se nace, pero con un diagnóstico precoz y la realización de terapias tempranas sus efectos remiten y le puede permitir a partir de la adolescencia manejar y solventar mejor por sí mismo las dificultades que lleva asociadas este síntoma. De forma que con la edad la hiperactividad motora puede desaparecer aunque permanece la inquietud mental o sensación de impaciencia. El déficit de atención y la dificultad para planear y organizarse puede reducirse a base de mucho trabajo y esfuerzo en terapias personalizadas.

Esta patología influye mucho según el ambiente social del que se rodea la persona, de forma que un contexto poco adecuado, el consumo de sustancias nocivas como alcohol y drogas, los problemas emocionales y accidentes; pueden volver a intensificar los síntomas del déficit de atención e hiperactividad en la vida adulta.

evolucion sintomas deficit atencion e hiperactividad

2 Rasgos del déficit atencional

Ahora vamos a ver las características del déficit de atención cuando no se combina con hiperactividad. Los niños con síntomas de inatención se distinguen porque:

  • Se distraen muy fácilmente, no atienden en clase, no se dan cuenta de los detalles, son olvidadizos, pierden con frecuencia objetos.
  • Constantemente cambian de una actividad a otra porque no son capaces de concentrarse en una sola cosa.
  • Se aburren en períodos de tiempo muy corto, excepto si están haciendo alguna actividad muy de su agrado donde entonces consiguen niveles de atención y ejecución completamente normales o incluso superiores a lo que se puede considerar como la media.
  • Presentan gran dificultad para organizar, planificar y ejecutar una tarea por completo o aprender una habilidad o conocimiento nuevo.

rasgos deficit atencion infantil

  • Habitualmente dejan las tareas incompletas, no cumplen con los plazos previsto para cumplir algún objetivo.
  • Cuando se les habla directamente parecen sordos y no escuchan. No obedecen cuando les transmites una orden directa.
  • Tienen gran facilidad para confundir realidad con ficción. En ocasiones pueden presentan torpeza en motricidad porque parecen que estén dormidos.
  • Son poco capaces de procesar la información de forma rápida, necesita que se le repitan las cosas constantemente.
  • Tienen dificultad para seguir las instrucciones o pasos en una tarea, sobre todo si surge una mínima complicación.

3 Como reconocer niños hiperactivos

Según el DSMV la hiperactividad en niños se muestra en compañía de la compulsividad, y en muchas ocasiones se puede llegar a confundir con la inquietud. Por eso es importante que la valoración y el diagnóstico del tdah por hiperactividad sea realizado por un profesional.

Los rasgos más comunes en niños hiperactivos son los siguientes:

  • Nunca están quietos, contínuamente están moviéndose de su asiento, siempre están manipulando algo con sus manos, no para de mover los pies aún estando en su pupitre.
  • Son incapaces de permanecer sentados aunque sea para ver sus dibujos favoritos, se mueven de un lado a otro aunque estén mirando la televisión.
  • Están en constante movimiento, incluso se ponen a correr, saltar o bailar cuando son situaciones tranquilas y serenas que no implican dicha conducta.

como reconocer niños hiperactivos

  • Cuanto habla sobre sus temas de interés lo hace de forma precipitada, rápida y sin tener un discurso organizado, suelta las palabras como las va pensando.
  • Muestra dificultad para jugar, realizar tareas o actividades de ocio que requieran un comportamiento calmado.
  • Es incapaz de caminar de un modo normal, va de un lado a otro tocando o jugueteando con todo lo que tiene a su alcance.
  • Es muy impaciente, cuando desea algo no puede esperar. Responde antes de acabar la pregunta, ejecuta órdenes de forma anticipada antes de finalizar la explicación.
  • No puede respetar los turnos, hacer cola para esperar, siempre desea ser el primero en todo.
  • Realizar comentarios poco apropiados según la situación y sin pensar en las consecuencias, muestra sus emociones sin reparos.
  • Interrumpen las conversaciones o actividades de los demás para anteponer sus deseos.

Al final todas estas circunstancias que se pueden reconocer en niños hiperactivos les influye negativamente en su área cognitiva, en la relaciones sociales y en su estado de ánimo.

4 Comorbilidades asociadas al tdah

Otro aspecto que hace complejo el diagnóstico del tdah es que con mucha frecuencia también manifiesta los síntomas de otros trastornos. Por ejemplo la comorbilidad del autismo con déficit de atención e hiperactividad, donde prevalencia de síntomas de TDAH en niños con TEA es aproximadamente del 40%.

cormobilidades asociadas a sintomas del tdah

En psiquiatría infantil es bastante habitual encontrar diagnósticos simultáneos donde el niño puede sufrir el síndrome Tdah junto con otras patología como por ejemplo:

  • Trastorno de oposición desafiante. Los niños que padecen esta afección son excesivamente tercos o rebeldes, discuten con los adultos y se niegan a obedecer las normas.
  • Trastorno de conducta. El niño de manera patológica puede mentir, robar, pelear o intimidar a los demás. Tienen un mayor riesgo de consumir sustancias ilegales, contínuamente generan conflictos en la escuela, tienen problemas delictivos a nivel social.
  • Ansiedad y depresión. Donde muestra tristeza, sentimiento de vacío, fatiga, pérdida de apetito, desinterés por actividades con las que antes disfrutaba.
  • Trastorno bipolar. Donde presentan cambios en su estado de ánimo muy extremos, puede pasar en un breve período de tiempo de estar muy eufórico a una depresión profunda.
  • Síndrome de Tourette. El niño tiene tics nerviosos y gestos repetitivos, como parpadeos de los ojos, muecas, aspira frecuentemente o grita palabras inadecuadas.
  • El Tdah también puede mostrar compatibilidades como trastornos del sueño o incontinencia urinaria durante la noche.

5 Fases en la evaluación y diagnóstico del tdah infantil

Para iniciar un proceso de evaluación y diagnóstico del tdah siempre es a solicitud de los padres. Puede estar motivado por la iniciativa propia de la familia o como suele suceder en la inmensa mayoría de casos a instancias del colegio.

fases diagnostico tdah infantil

En España la primera etapa siempre es acudir a la consulta del pediatra, quien realiza un primer cribado para ver si realmente la conducta o informes del equipo educador del colegio se corresponde con los posibles síntomas del déficit de atención o hiperactividad infantil.

Si existe sospecha, entonces se deriva el proceso a la Unidad de Salud Mental Infantil y de Adolescencia, más conocida como USMI. Donde un psiquiatra pediátrico se encargará de todo el proceso. Una vez le llega el caso las etapas son las siguientes:

Paso 1. Entrevista con los padres y niño, para conocer con detalle el historial evolutivo, clínica y averiguar si pueden existir factores biológico y hereditarios.

Paso 2. El orientador psicoeducativo correspondiente al centro donde está cursando el niño, realizará un informe con el comportamiento que presencia en el alumno y las consecuencias que implica en su sistema educativo.

Paso 3. Los padres (y en ocasiones los profesores del colegio) deben contestar unos cuestionarios específicos relacionados con el comportamiento y la conducta de su hijo en varias situaciones. Si se estima necesario, puede ser que solicite realizar al niño determinadas pruebas clínicas para descartar problemas sensoriales o análisis moleculares para determinar factores genéticos.

Paso 4. Para continuar con la evaluación es imprescindible que el psiquiatra dedique un buen tiempo para observar directa el comportamiento del niño. Por regla general siempre se hace en la consulta que posee en la USMI.

Paso 5. Después de todos estos pasos es cuando emite el informe con el diagnóstico del tdah y el tratamiento o terapias que estima más conveniente.

Antes del 2013, a nivel clínico se requería que el niño presentara síntomas tanto de inatención como de hiperactividad para ser diagnosticado como tdah. Desde la última actualización del DSM5 los criterios han cambiado y se puede clasificar el trastorno del niño dentro de las 3 categorías vistas: déficit de atención, hiperactividad con impulsividad, o tdah combinado.

Ahora para ser diagnosticado en este trastorno neuronal se deben cumplir 5 requisitos:

  1. Evidentemente que muestre como mínimo 6 síntomas de inatención y/o hiperactividad.
  2. Que estas evidencias están o estuvieron presentes antes de los 12 años.
  3. Que este comportamiento genera dificultades en más de dos situaciones: escuela, casa, lugar de actividad extraescolar.
  4. Debe tener consecuencias y afectar negativamente al desarrollo social, escolar o laboral
  5. Por último los síntomas no se explican mejor en otro tipo de trastorno mental como la esquizofrenia, depresión, bipolaridad, etc…

6 Conclusiones

Es cierto que hay mucha subjetividad en el diagnóstico del Tdah, al influir mucho las impresiones aportadas por los padres y el colegio que no son expertos en psiquiatría ni trastornos mentales.

Para dar mayor objetividad están los profesionales de la USMI o unidad médica especializada, que a través de la valoración directa, las pruebas clínicas y los análisis genéticos son los verdaderamente capaces de dictaminar y reconocer si un niño tiene déficit de atención y/o hiperactividad con impulsividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *