Categorías
entrada

¿El autismo es discapacidad? ¿Tdah, asperger o TEA es una enfermedad?

Todavía mucha gente piensa que el asperger o autismo es una discapacidad intelectual, incluso que el Tdah y el Tea es una enfermedad. Aunque sea de manera inconsciente, con esta concepción se está provocando que todavía se discrimen aún más socialmente a este tipo de personas.

Vivimos en una época donde las interrelaciones personales y el reconocimiento social cobra una gran importancia que hasta se equipara con las necesidades fisiológicas y básicas. El entorno laboral cada vez es más competitivo, en determinados puestos de trabajo influye más el politiqueo que la valía. Justo las personas autistas, que tienen síndrome de asperger o déficit de atención e hiperactividad, presentan dificultades para mantener una comunicación fluida, comportamientos anómalos y les cuesta empatizar con alguien. Así que automáticamente se tiende a pensar que esa persona es rara y seguro que tiene una enfermedad psíquica.

Hasta antes de tener el diagnóstico de mi hija con autismo, déficit de atención e hiperactividad; incluso yo mismo desconocía exactamente qué eran estos trastornos. Solamente tenía alguna referencia por el personaje de alguna película o libro, pero hasta que no tienes a alguien cercano con estos síntoma no puedes saber exactamente de lo que se trata.

Hay gente que piensa que una persona autista no quiere hablar y le gusta estar aislado en una habitación contando palillos. O que el déficit de atención es una enfermedad moderna para justificar que padres y madres son cada vez más consentidores y crían niños caprichosos sin motivación. La realidad es bien distinta.

Da igual si el autismo es una enfermedad equiparable a una diabetes, o si el déficit de atención es una discapacidad como alguien que es manco. Lo realmente importante es saber que estas personas afectadas por estos trastornos poseen dificultades sociales, comunicativas y conductuales; y nuestro deber debería ser primero comprenderlos y después ayudarles en la medida de los posible. Así que a continuación voy a explicar si el autismo, asperger o tdah es una enfermedad o una discapacidad intelectual.

autismo discapacidad enfermedad o dificultad

1 Autismo es una enfermedad

El autismo y el déficit de atención con hiperactividad están considerado científicamente como trastornos neuronales por el DSM 5, publicado por la APA (Asociación Americana de Psiquiatría).

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) un trastorno es una alteración de tipo emocional, cognitivo y/o de comportamiento, que afectan a procesos psicológicos básicos como la emoción, motivación, conducta, percepción, aprendizaje, lenguaje, etc. Lo que dificulta a la persona su adaptación al entorno cultural y social en que vive. En un trastorno es difícil establecer una causa-efecto porque confluyen factores biológicos (alteraciones bioquímicas, metabólicas, etc.), factores psicológicos (vivencias del sujeto, aprendizaje, etc.) y factores sociales (cultura, ámbito social y familiar, etc.) que pueden influir en su aparición.

En cambio una enfermedad según la OMS es una desviación del estado fisiológico en una o varias partes del cuerpo, por causas en general conocidas, manifestada por síntomas y signos característicos, y cuya evolución es más o menos previsible.

Así pues ya tenemos algunas diferencias entre lo que es un trastorno y una enfermedad:

  • La enfermedad afecta al estado fisiológico, mientras el trastorno al psicológico.

  • Del trastorno es muy difícil saber su causa, mientras que en la enfermedad es más detectable.

  • En una enfermedad se puede tener una previsión de cómo va a evolucionar el paciente, en cambio en un trastorno se es consciente que habrá dificultades en su vida pero a priori no es imposible determinar hasta en qué nivel le podrá afectar.

trastorno neuronal o discapacidad mental autismo

Así que etimológicamente podemos concluir que el TEA (donde incluye al síndrome de asperger) y el déficit de atención son trastornos y no enfermedades. Ya que afectan a nivel psicológico, es difícil determinar la causa de su origen y es poco predecible a priori su evolución a futuro.

2 Dificultades o discapacidades del TEA y TDAH

Ahora bien, ¿se puede considerar discapacitada a una persona autista o con Tdah?.

Seguimos con la OMS donde define discapacidad como toda restricción o ausencia para realizar una actividad en la forma o dentro del margen considerado normal para el ser humano, debido a una deficiencia. Donde deficiencia la define como la pérdida o anormalidad, permanente o temporal, de una estructura o función psicológica, fisiológica o anatómica.

Vamos por partes. Cuando vimos los síntomas del autismo ya explicamos que son debidos que estas personas posee unos niveles alterados en determinados neurotransmisores, algunas hormonas y en concretas partes de la estructura cerebral. Con lo que realmente sí podemos afirmar que tienen anomalías.

Pero la discapacidad implica el no poder hacer determinadas actividades dentro de lo considerado normal.

dificultades TEA deficit atencion

Tanto los autistas como TDAH poseen dificultades para comunicar o interrelacionarse, pero con las terapias y tratamientos adecuados pueden progresar hasta presentar unos niveles cotidianos que les permite integrarse socialmente. También presentan comportamientos anómalos debido a su falta de atención o restricción en ámbitos que no son de su interés, conductas repetitivas y obsesivas o dificultad para gestionar sus frustraciones. Estas áreas se trabajan en las terapias y consiguen mejorar hasta pasar casi inadvertidas.

Eso sí, debemos tener presente que hay varios tipos de autismo, desde los más leves o de alto rendimiento como el síndrome de Asperger que son diagnosticados como TEA grado 1. Hasta los casos de autismo severo de grado 3 o 2, donde los síntomas presentan mayor gravedad y algunas de estas personas ni con terapias ni tratamiento consiguen minimizar sus dificultades hasta el nivel de hacer una tarea por sí mismos. Solamente en estos casos se podría considerar como una discapacidad.

autismo no es enfermedad

3 Conclusiones

El autismo y el déficit de atención son trastornos, no discapacidades o enfermedades. La persona desde su nacimiento presentará dificultades en determinadas áreas que serán más o menos significativas, de forma que le impedirán hacer algunas actividades de forma normal. Con un diagnóstico precoz y proporcionando terapias tempranas personalizadas, dichas dificultades se minimizan y son perfectamente capaces de desarrollar cualquier actividad. Así que en estos casos no hablamos de discapacitados.

En cambio, habrá otros niveles de severidad en el autismo grado 2 o 3, donde les es más difícil progresar, y dichas dificultades pueden permanecer de forma notoria a lo largo del tiempo y entonces presentar discapacidades.

En resumen, el autismo, síndrome de asperger y Tdah son trastornos que generan dificultades corregibles en muchos casos. No vale generalizar y decir que todos son discapacitados porque algunos no puedan progresar debido a su nivel de gravedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *