Categorías
entrada

Qué esperar en un centro de atencion temprana para niños con autismo

Cada vez está más comprobado la importancia que tiene un centro de atención temprana para niños con autismo. Cuando antes pueda empezar las terapias estimulativas más probabilidad de éxito habrá para conseguir logros en su comportamiento, intereses, habilidades y conductas futuras.

El TEA es un trastorno muy peculiar y diverso, aunque el DSMV ha establecido 3 tipos o niveles de autismo distintos en función del grado de afectación, los síntomas mostrados y su intensidad siempre van a ser diferentes en cada niño. En muchas ocasiones ocurre que un método exitoso con un niño autista puede no funcionar con otro; y también pasa al revés, que un sistema aparentemente inane llega a resultar provechoso en otras situaciones.

Cuando somos padre o madre de un hijo diagnosticado con autismo, entramos en un mundo nuevo y completamente desconocido, donde observamos que los conocimientos y experiencias de los métodos tradicionales de crianza no nos sirven. Aquí es donde los centros de estimulación temprana (CAT) juegan un papel importantísimo tanto en el aspecto psicoeducacional del niño como en el de las familias.

La terapias van a ayudar mucho, pero no son milagrosas, como mucho va a tener 3 o 4 horas semanales de sesiones estimulativas, y los días son muy, muy, pero que muy largos e intensos con un niño autista. Así que irremediablemente la mamá y el papá van a ser los verdaderos terapeutas, donde requerirá de un aprendizaje contínuo y tener una relación muy fluida con las psicólogas, educadoras, logopedas y demás profesionales implicados.

En mi caso debo reconocer que tuve muchísima suerte con el CAT elegido para mi hija y su evolución ha sido muy satisfactoria hasta el momento. Pero conozco de gente que tiene opiniones muy negativas.

Así que a continuación os voy a comentar los requisitos que debéis investigar antes de elegir un centro de atención temprana para un niño con autismo. Cómo acceder de forma pública a este servicio tan fundamental para el tratamiento del TEA. Y por último os contaré la experiencia con mi hija para que os hagáis una idea de lo que os podéis encontrar.

centro atencion infantil temprana para autismo

1 ¿Qué es un centro de atención temprana?

Un centro de atención o estimulación temprana es el lugar donde se realizan el conjunto de actividades destinadas a niños de 0 a 6 años que muestran dificultades y alteraciones en su desarrollo físico, motor, psicológico o sensorial. Es una asistencia que es responsabilidad del sistema sanitario, educativo y de servicios sociales de tu localidad. Los objetivos del servicio de atención temprana son:

  • Apoyar y fomentar el desarrollo personal y la autonomía cotidiana del día a día, teniendo en cuenta los procesos madurativos y las características de cada niño.
  • Fortalecer las capacidades y competencias de la familia y/o los cuidadores del niño.
  • Garantizar la integración e inclusión del niño afectado en el entorno social ordinario.

Un centro de atención temprana (CAT) va dirigido a una tipología muy amplia, ya que comprende desde bebés prematuros hasta niños con algún tipo de deficiencia o retraso madurativo. Así que en ese mismo lugar puedes encontrar una enorme variedad de sintomatologías, siendo el autismo una de las muchísimas que deben atender. A continuación os muestro el listado de trastornos más comunes que reciben:

  • Trastorno en el desarrollo motriz. Se incluyen las diferentes formas y grados de parálisis cerebral, espina bífida, miopatías, etc. y también diferentes disfunciones motrices menores (retardo motriz, hipotonía, dificultades en la motricidad gruesa o fina…).
  • Trastorno en el desarrollo cognitivo. Incluye diferentes grados de discapacidad mental, funcionamiento intelectual límite y disfunciones específicas en el procesamiento cognitivo.
  • Trastorno en el desarrollo sensorial donde se incluyen en este grupo los déficits visuales o auditivos de diferente grado.
  • Trastorno en el desarrollo del lenguaje que presentan dificultades en el desarrollo de las capacidades comunicativas y verbales.
  • Trastorno generalizado del desarrollo. Este grupo comprende los niños que presentan alteraciones en algún área del desarrollo psicológico, aquí es donde entraría el autismo.
  • Trastorno de la conducta porque presentan formas de conducta inapropiadas y a veces perturbadoras.
  • Trastornos emocionales. Se incluyen las manifestaciones de angustia, de inhibición, síntomas y trastornos del humor, etc…
  • Trastorno en el desarrollo de la expresión somática. Se refiere a patologías funcionales en la esfera oral alimentaria, respiratoria, del ciclo sueño-vigilia, en el control de esfínteres, etc.

Así que fijaros en la gran diversidad de casos que deben tratar los profesionales que allí trabaja como el logopeda, psicólogo, fisioterapeuta y terapeuta ocupacional.

areas actuacion estimulacion temprana en autismo

Hay que recalcar que un Centro de Atención Temprana va dirigido a toda clase de niños con dificultades, no solo para autistas. Así que un factor muy importante a valorar cuando tengáis que seleccionar un CAT es averiguar que tipo de experiencia y formación posee su personal en el ámbito del espectro autismo.

Podemos distinguir tres tipos de CAT:

  1. Centro de Atención Temprana público, sufragado en su totalidad por las arcas públicas.
  2. CAT privado donde evidentemente debes pagar por tu cuenta las terapias.
  3. Y centros mixtos que poseen un número limitado de plazas públicas gratuitas, siendo el resto privadas y de pago.

1.1 Como acceder al servicio de estimulación temprana público

Evidentemente la opción preferida es la gratuita, aunque no la más rápida. En España este servicio está descentralizado en las comunidades autónomas, así que dependiendo de la localidad las demoras pueden alargarse varios meses, y recuerda que en los niños con autismo es vital empezar cuando antes las terapias estimulativas.

A continuación os voy a indicar los pasos necesarios para acceder a una plaza en un centro de atención temprana para niños con autismo:

fases acceso a atencion temprana publica en autismo

  1. Siempre el primer paso se da cuando los padres del niño sospechan algún tipo de retraso o anomalía en su desarrollo y acuden a su pediatra, quién emite y entrega a las familias un informe de derivación a atención temprana.
  2. Al mismo tiempo que se recibe el informe hay que cumplimentar un formulario para entrar dentro del programa en estimulación de atención temprana para niños con autismo. La presentación de documento y toda esta burocracia corresponde a la Consejería de Igualdad y  Políticas Inclusivas.
  3. A las pocas semanas, aunque dependiendo de la saturación que tenga se puede demorar más, citarán a la familia para valorar al menor y determinar la necesidad de atención temprana. Si ya se posee un diagnóstico emitido por un especialista de la sanidad pública, por normal general no se evalúa al menor y directamente se emite la resolución.
  4. Una vez ya tienes concedida la plaza de atención temprana, debes elegir dos centros asociados a la sanidad pública de un listado que recibirás junto a la resolución.
  5. Y cuando en alguno de los dos centros elegidos haya alguna vacante, es cuando te llamarán para que niño empiece con las terapias.

Son 5 pasos sencillos, pero por desgracia desde que se detecta la necesidad hasta que consigues acudir a tu primera cita de atención temprana, perfectamente pueden pasar varios meses. Como he repetido, en los niños con TEA es imprescindible empezar con el tratamiento psicoeducacional desde el primer día que ya conocemos su diagnóstico, así que muchas veces lo mejor es empezar en un Centro de Atención Primaria para niños con autismo pero a nivel privado, sin tener ninguna subvención económica.

1.2 Necesidades de atención temprana en el ámbito privado

Una vez que tienes el diagnóstico de TEA, si deseas que empiece el niño con autismo las sesiones de atención temprana de forma inmediata, lo más rápido es acudir por tu cuenta a un centro privado de estimulación.

El mismo neuropediatra, psicólogo o psiquiatra que te asignen en el proceso de evaluación del niño, es quien te puede indicar por adelantado los centros de atención temprana que conoce y pueden ser más adecuados para el tratamiento. Bastaría con llamar para pedir cita de forma particular en alguna de esas corporaciones y en muy poco tiempo ya estará empezando con las terapias.

atencion temprana psicopedagogia

El gran problema que tienen muchas familias para acudir de forma privada a un CAT es el presupuesto, ya que perfectamente 1 hora de sesión a la semana puede valer 150€ al mes. Y encima, para empezar lo mejor suelen ser dos o tres actividades a la semana, pues fíjate el dinero que necesitas.

En el caso de mi hija, nada más conocer el diagnóstico de autismo en nuestro bebé a los 18 meses de vida, lo primero fue acudir a uno de esos centros de forma privada. Empezamos con 3 sesiones semanales, pero por suerte la mayor parte de estas corporaciones de estimulación temprana combinan plazas públicas subvencionadas y privadas. De forma que si ya llevas tiempo acudiendo de pago a las terapias, y se produce una vacante pública, te suelen dar prioridad en la asignación. En nuestra experiencia pasaron unos 6 meses hasta que nos pudieron dar 2 sesiones subvencionadas.

Mi consejo, es que en la medida que sea posible, acudir desde el primer día que conocéis el diagnóstico a un CAT privado que tenga plazas públicas. Empezar con las terapias aunque sea de pago, ya que posteriormente en unos meses os asignarán una vacante subvencionada.

2 ¿Cómo es la atención temprana para niños autistas?

Como he comentado antes en un CAT se atiende a menores de 6 años con una amplia diversidad de patologías. Pensamos que deben estar preparados para dar estimulación en atención temprana para niños con autismo, pero no tienen por qué ser especialistas ya que también reciben otros tipos de trastornos que poco a nada tienen que ver con el TEA.

Para que os hagáis una idea, un Centro de Atención Temprana suele estar formado por un equipo de psicólogos, pedagogos, fisioterapeutas y logopedas.

Cada Centro de Atención Temprana tienen sus propias normas de funcionamiento pero lo normal es que antes de la primera sesión una psicóloga tenga una entrevista con los padres del niño para verificar el diagnóstico que poseen, detectar las principales áreas de actuación a estimular y cambiar impresiones.

Por regla general, un niño diagnosticado de autismo suele empezar con sesiones de pedagogía terapeútica, poco a poco se le irá incluyendo logopeda, dependiendo de las necesidades físicas o sensoriales tal vez también tenga una sesión de fisioterapia o integración sensorial. En algunos centros también hay sesiones grupales para que se puedan relacionar niños con autismo de similares sintomatología, aunque esta actividad suele derivarse cuando ya han trabajado varios años en terapias individuales en el mismo CAT.

Las sesiones de pedagogía terapéutica (PT) en atención temprana para niños con autismo van dirigidas principalmente a enseñar aspectos que nos pueden parecer cotidianos, pero para una familia con un hijo con TEA pueden llegar a ser un suplicio. Como por ejemplo saber esperar, hacer que el niño pida las cosas en vez de agarrarlas directamente, respetar turnos, anticipar situaciones nuevas, evitar frustraciones.  En los primeros meses los pictogramas, la planificación de tareas y establecimiento de rutinas serán los aliados imprescindibles tanto para la familia como el centro de estimulación temprana.

planificacion actividades autismo cat

Si la evolución está siendo la esperada, posteriormente el profesional PT se irá introduciendo en materia escolar, siempre relacionado con la edad y capacidades que tenga el niño. Lo habitual será centrarse primero en la motricidad fina de los dedos para que posteriormente pueda pintar, escribir y realizar mejor las tareas. Más adelante ya irá introduciendo conceptos cognitivos típicos a esas edades.

Dependiendo del grado de autismo y la intensidad en los síntomas, encontramos niños que no nunca han pronunciado ningún sonido hasta los que intentar hablar pero no se les entiende nada. Así que la figura del logopeda será imprescindible. Las sesiones de logopedia se suelen concederse cuando ya se tiene cierta experiencia en el centro de atención temprana con el niño, habitualmente después del primer año.

Dentro de los síntomas del autismo en niños, podemos encontrar casos con dificultades motrices, movimientos extraños asiduos como dar vueltas sobre sí mismos o andar de puntillas. Dependiendo del perjuicio que suponga, puede ser que también necesite alguna sesión de fisiterapia para tratar de intentar corregir esas anomalías.

También es bastante frecuente en un centro de atención temprana para niños con autismo, detectar problemas sensoriales. Encontrando situaciones de hiper o hiposensibilidad, por ejemplo en cuanto a texturas de la ropa, olores, sabores, molestia a entornos sonoros, no distinguir frío del calor, ausencia de temores ante situaciones de riesgo, etc… Para trabajar estas imperfecciones un CAT cuenta con la terapia de integración sensorial, donde las herramientas de trabajo son las que muestro en la siguiente imagen.

sala integracion sensorial para niños autistas

Puede parecer raro que utilizando columpios, colchonetas, trampolines o balones de pilates, se pueda trabajar deficiencias sensoriales. La realidad es que funciona, con mi hija fue un acierto.

Ya hemos hablado de 4 posibles actuaciones distintas que un centro de atención temprana para niños con autismo puede proporcionar: pedagogía terapéutica, logopedia, integración sensorial y fisioterapia. Si vais por lo público, como mucho os van a proporcionar dos horas semanales. Y si optáis por lo privado, pues ya podéis imaginar el coste que os puede suponer todas las estimulaciones necesarias.

Lo ideal sería tener plaza pública con las dos sesiones que te subvencionan en PT y/o logopedia, y recurrir al ámbito de pago en las terapias de integración sensorial y/o fisioterapia.

3 Requisitos a valorar de un CAT para autismo

Os he comentado una breve pincelada de cómo es un Centro de Atención Temprana para niños con autismo. Lo normal en unos padres con un hijo recién diagnosticado de TEA es el desconocimiento absoluto, y cuando le ofrecen los centros CAT disponibles no saben cuál elegir. A continuación os quiero dar algunos consejos antes de optar por uno u otro:

  1. Lo principal y más obvio, sería buscar opiniones sobre el Centro de Atención Temprana. Podéis buscar en Internet experiencias de otras familias, preguntar en foros o grupos relacionados con el autismo que podéis encontrar en Facebook o Telegram.
  2. Es muy importante saber qué experiencia sobre Autismo posee el personal que tienen trabajando. Es bastante común encontrar madres o padres de niños con autismo que acaban trabajando como pedagogos en un Centro de Atención Temprana. También hay másters académicos y mucha formación reglada para actuar con personas con autismo. Os recomiendo preguntar siempre antes de elegir un centro qué formación específica sobre TEA tienen los trabajadores que impartirán las terapias de estimulación.
  3. Otro aspecto clave para elegir un Centro de Estimulación para un niño con autismo es conocer con anticipación las áreas de actuación que poseen. Por defecto las terapias pedagógicas y de logopedia suelen estar presentes en estos centros, pero en cuanto a integración sensorial, fisioterapia o sesiones grupales no se ofrecen en todos.
  4. Un factor significativo para decantarse por un CAT u otro es la existencia de un gestor de apoyo a la familia. El autismo en niños es un mundo nuevo y desconocido para las familias, al principio se hace imprescindible que alguien vaya asesorando a la madre y/o al padre, explique los avances que se están consiguiendo, detecte las nuevas necesidades de actuación conforme se está trabajando en las terapias, incluso esta persona puede proporcionar comprensión y desahogo ante los problemas que tenemos al criar a un niño con TEA.
  5. La pedagoga, logopeda o el profesional que haya interactuado con el niño, al final de cada sesión explicará qué ha trabajado y os aportará unas indicaciones para seguir aplicando en casa. Pero aún así, es vital que al menos cada trimestre os den un informe de seguimiento detallado con la evolución, mostrando las habilidades que se están trabajando y los objetivos que se han alcanzado. Habitualmente este informe lo suele comentar con más detenimiento el gestor de apoyo a las familias del que he hablado en el punto anterior.
  6. Aunque en España no es obligatoria la educación escolar hasta primaria, es bastante común y necesario que los padres lleven a un niño con autismo a un colegio infantil. Sería muy interesante que al menos una vez al año el Centro de Atención Temprana visite la escuela y tenga una comunicación muy fluida con el profesor del pequeño. Aquí el problema suele estar más en los propios colegios, donde a algunos maestros no les gusta mucho recibir indicaciones de personal externo.
  7. Y una última característica para decantarse por un Centro de Atención temprana para niños con autismo u otro es la existencia de talleres para padres. Aquí se incluyen charlas informativas sobre aspectos muy concretos del TEA infantil, hasta incluso debates en pequeños grupos de familiares donde comparten sus experiencias y preocupaciones con otras mamás o  papás.

Para mi, estos 7 puntos deberían estar presentes de forma inapelable en el CAT que vayáis a seleccionar para las sesiones estimulativas de un niño con autismo.

4 La experiencia de mi hija autista con los centros de atención temprana

Ahora os voy a contar la experiencia con mi hija en los centros de atención temprana donde ha trabajado y sigue recibiendo terapias.

Por lo que habéis leído, podéis pensar que con el mero hecho de ir a un CAT ya se soluciona todo y empezáis a detectar avances muy notorios en un niño TEA, pues bien la verdad es que no. Tener en cuenta que un día tiene 24 horas, y vuestro hijo solo va a acudir allí dos o tres horas a la semana. Así que realmente los verdaderos terapeutas van a ser el papá y la mamá, por partes iguales, por lo que debéis estar muy encima de los distintos profesionales, preguntar mucho, y sobre todo ser muy abiertos a recibir sus recomendaciones.

4.1 Atención temprana antes de los 6 años

Lamentablemente en España, solo hasta los 6 años se contempla la atención temprana para niños con cualquier tipo de necesidad. Posteriormente hay que buscarse la vida en centros privados, pero como podéis suponer muchos de los sitios donde se imparte estimulación temprana también tienen su propia rama en el ámbito privado para cuando superan los 6 años de edad.

En el caso de mi hija con TEA grado 1, creo que tuvimos mucha suerte de acertar con el primer centro de atención temprana que nos recomendó el neuropediatra que realizó el diagnóstico. Pero aún así, no fue todo un camino de rosas. En concreto empezamos con la asociación APSA.

apsa atencion temprana alicante

Para empezar, comienzas con que la disponibilidad horaria para las terapias son bastante reducidas, y con mucha suerte logras que las sesiones sean a primera hora de la mañana. Para que así al menos los padres puedan compaginar la actividad laboral. Conforme llevas más años en el centro de atención temprana, ya te van ofreciendo más horas disponibles que se puedan amoldar mejor a tus necesidades.

Los primeros meses de terapias son bastante decepcionantes. Hay que tener en cuenta que se trata de una niña autista donde asimila mal los cambios, no se comunica, los terapeutas son gente nueva que no conoce, el lugar es novedoso, pues por lo tanto es normal que en las primeras sesiones sólo haga que llorar y al final la mamá o el papá tengan que interrumpir las terapias para calmarla. Así que al principio, no puedes esperar un gran avance.

Pero después de ese tiempo de adaptación, donde la terapeuta la empieza a conocer mejor, sigues las indicaciones que te trasmiten para trabajar en casa con la niña, acudes a los talleres formativos, y poco a poco sí que vas notando una buena evolución. Empiezas a anticipar las situaciones que le pueden provocar estrés, sus ansiedades y frustraciones son más controlables, ya es capaz de hablar y decir frases completa, las reglas y rutinas son cada vez más fáciles de establecer. En fin a largo plazo son muy útiles las sesiones de atención primaria para niños con autismo.

En los 4 años que estuvo en el centro APSA estuvimos muy satisfechos tanto con las terapias individuales pedagógicas, como las sesiones de logopedia y también con las sesiones de integración sensorial para trabajar su hiposensibilidad sensorial.

La lástima es que la atención temprana solo dura hasta que el niño cumple 6 años. Después te tienes que buscar la vida por otro lado.

4.1 Estimulación a niños con autismo después de los 6 años

En nuestro caso APSA daba la opción de entrar a su centro privado, que estaba ubicado en otro lugar y con nuevos orientadores.

Al mismo tiempo conocimos a otras familias que nos recomendaron ASPALI, la Asociación de Asperger y TEA para Alicante. Por un tiempo compaginamos ambos centros privados, pero al final decidimos por ir solo a Aspali por varias razones: conocíamos directamente a algunas familias que llevan a sus hijos allí, ofrecían sesiones de grupo (algo que considerábamos muy importante para estimular la capacidad de socialización de nuestra hija) y encima nos ayudaron enormemente con un conflicto surgido en el colegio en su cambio en la etapa de primaria.

aspali asociacion asperger alicante

Así que para concluir os recomiendo enormemente que cuando recibáis el diagnóstico de TEA acudáis a un centro de atención temprana para niños con autismo. A corto plazo os podrá dar la sensación de que apenas se nota progreso, pero a medio y largo plazo los frutos acaban notándose.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *