Causas del tdah ¿Cuál es el origen del déficit atención con hiperactividad?

A pesar de que el déficit de atención con hiperactividad se lleva estudiando desde el siglo XIX, todavía arroja muchas incógnitas dentro de la comunidad psiquiátrica, como por ejemplo conocer las causas del tdah.

Lo que sí está demostrado en este diagnóstico, es que su sistema neuronal genera un nivel muy bajo de neurotransmisores, y existe un funcionamiento anómalo en algunas partes del cerebro como la corteza prefrontal, el cuerpo calloso o los ganglios basales. Pero, ¿a que se deben todas estas anomalías? ¿por qué razón un niño es inatento y/o hiperactivo mientras en cambio su hermano no?.

El síndrome de Tdah se empieza a detectar en la etapa escolar, debido a que las anteriores anomalías generan un incorrecto comportamiento en el colegio y casi siempre provocan un mal rendimiento escolar. Las directrices en educación, hacen que el orientador psicopedagógico del centro ante la mínima sospecha deriva al alumno a la Unidad Salud Mental Infanto-Juvenil (USMI) para valorar su diagnóstico en Tdah.

Año tras años se incrementa de una forma exponencial el número de niños diagnosticados con déficit de atención e hiperactividad. A pesar de que no hay un estudio específico de prevalencia, en España se estima que un 5% de la población infantil puede estar afectada por este trastorno neuronal, mientras en otros países como Estados Unidos representa casi un 10%.

Así que a continuación vamos a ver los posibles factores que pueden causar el déficit de atención con hiperactividad. Analizaremos algunas leyendas urbanas sobre aspectos que pueden propiciar el tdah, y por último daré mi opinión sobre si realmente hay un sobrediagnóstico del tdah.

causas tdah origen inatencion con hiperactividad

1 Causas del déficit de atención con hiperactividad

A pesar de ser el Tdah un trastorno que se empezó a investigar en el año 1798, es a partir de la segunda mitad del siglo XX cuando se empieza a avanzar en los posibles factores que causan el déficit de atención y la hiperactividad.

Como ya vimos en la definición del Tdah los síntomas son muy heterogéneos y la intensidad difiere mucho en cómo afecta a cada persona. Así que para la comunidad psiquiátrica todavía le es complicado conocer con plena exactitud cuales son las causas del Tdah en un niño.

Aunque no se conoce a ciencia cierta una causa exacta sobre su origen, hay numerosas investigaciones sobre este patología que arrojan un consenso generalizado sobre algunos factores que pueden ser los causantes del síndrome atencional con hiperactividad.

1.1 Factores genéticos

Muchos estudios han verificado que el Tdah frecuentemente se transmite de padres a hijos, pero es curioso que en la familias numerosas se da el caso que algunos lo heredan y en cambio sus hermanos no aunque sus dos progenitores sean los mismos.

Se llega a la conclusión que alrededor de un 70% de las veces el componente hereditario es la principal causa del trastorno déficit de atención, aunque todavía no se sabe con certeza cuales son los genes afectados.

1.2 Factores medioambientales

El segundo motivo en relevancia son las causas ambientales. Se determina que en mucho casos hay una alta correlación entre la aparición del Tdah y el consumo de tabaco y alcohol durante el embarazo. También el acontecimiento de un parto prematuro o la edad muy tardía tanto de la madre como del padre en la gestación del bebé son posibles factores medioambientales.

Asimismo se ha demostrado cierto vínculo con una exposición a altos niveles de plomo, que se puede localizar en cañerías o en la pintura de edificios viejos. Al igual que con otros materiales como el mercurio o un déficit en los niveles de hierro.

1.3 Entorno social

Otra categoría de causas del Tdah que pueden influir en la intensificación de los síntomas de la inatención e hiperactividad son los que influyen a través de la interacción de un gen denominada ambiental. Donde determinadas circunstancias sociales pueden suponer un impacto muy diferente en personas que tiene este tipo de gen particular, frente a los demás que no lo poseen..

Estas causas serían la inestabilidad familiar, problemas con amigos, trastornos psiquiátricos en los padres, una crianza inadecuada, niños que viven en instituciones con ruptura de vínculos o pertenencia a un bajo nivel socioeconómico.

factores del tdah segun joel nigg

Con alguno de estos 3 componentes se suele acertar en un alto número de ocasiones, pero aún así queda un % muy representativo de niños que tienen Tdah y no hay constancia de que concurra ninguna de las anteriores circunstancias.

Como es el caso de mi hija que posee autismo de alto funcionamiento con Tdah, donde ningún familiar directo presenta o ha tenido esta patología, los análisis biomoleculares arrojaron resultados normales. No fue un embarazo complicado, tampoco se vio afectada por sustancias peligrosas hasta el parto. Y las circunstancias sociales son totalmente estables.

2 Leyendas urbanas sobre las causas del tdah

Al igual que pasa con el autismo, al ser el déficit de atención y la hiperactividad trastornos neuronales que todavía arroja muchos interrogantes en la comunidad psiquiátrica, suscitan la aparición de determinadas de leyendas urbanas sobre su origen.

2.1 El azúcar y la hiperactividad

Hay una creencia popular de que el azúcar causa hiperactividad o empeora los síntomas de déficit atencional. Pero la realidad es que hay numerosos estudios científico que desmitifican esta afirmación.

Por ejemplo la revista médica Journal of the American Medical Association recopiló los datos de varios estudios donde los niños recibían azúcar o un placebo, sin que nadie lo supiera. La principal conclusión era que no había evidencias que justificara que un consumo de azúcar afectase al comportamiento de los niños.

hiperactividad generada por azucar

También hay investigaciones realizada con el chocolate, como la desarrollada por los doctores Ingram y Rapee, publicado en la revista Behaviour Change. A un número de niños se les daba chocolate o fruta seca para ver si podían actuar como excitantes. Después de una amplia observación, los evaluadores eran incapaz de determinar que habían comido en función a su comportamiento.

Aunque el azúcar no causa hiperactividad ni déficit de atención, es evidente que un consumo excesivo es perjudicial para la salud debido al alto riesgo de obesidad que supone.

Para más información os dejo el siguiente enlace:

https://jralonso.es/2018/02/07/el-mito-del-azucar-y-la-hiperactividad/

2.2 Aditivos alimentarios y el tdah

Lo mismo pasa con los aditivos alimentarios como los colorantes artificiales, edulcorantes y conservantes. Incluso hay algunas afirmaciones sobre que con los niños con Tdah tienen un bajo nivel de Omega 3. Pero la realidad es que no hay pruebas contundentes de que confirmen que provocan tdah.

La American Academy of Pediatrics no recomienda dietas especiales para tratar la hiperactividad, indicando que la mejor alimentación debe ser rica en frutas, vegetales, cereales y grasas saludables; evitando al máximo las comidas procesadas.

3 Sobrediagnóstico del Tdah

Ya has visto que la comunidad médica no es capaz de determinar con total seguridad las causas del déficit de atención con hiperactividad. En la mayoría de los casos es debido a un factor genético hereditario, y en menor proporción a situaciones medioambientales durante el embarazo o a circunstancias sociales dentro del hogar. Pero como al final no hay ninguna certeza sobre su origen cualquier niño con síntomas evidentes de inatención o hiperactividad se etiqueta dentro de esta patología.

El autismo y el tdah siguen teniendo en la actualidad muchas incógnitas. Aunque en el TEA no ocurre, en el déficit de atención y la hiperactividad sí hay un debate médico sobre si realmente hay tanto niños con esta trastorno o si realmente hay un sobrediagnóstico del tdah.

En algunas ocasiones los casos son muy claros, como por ejemplo en el caso de mi hija debido a la comorbilidad del autismo. Pero en otras situaciones hay dudas y puede haber un diagnóstico erróneo por parte de los evaluadores.

El problema radica en la alta subjetividad que existe en su diagnóstico y la falta de tiempo dedicada a su observación y evaluación por parte de la sanidad pública. Actualmente para valorar si un niño es tdah se le hace con un test respondido por los padres, y por un informe remitido por el colegio que habitualmente son los primeros en sospechar este trastorno debido al incorrecto comportamiento que presenta en clase. Para eliminar el alto componente subjetivo aportado por los familiares y educadores, el médico especialista debería hacer una evaluación más profunda sobre las funciones ejecutivas y de atención del niño.

El problema está en la falta de medios por parte de la sanidad pública. Seguro que si un psiquiatra, psicólogo o neurólogo pudiera realizar una evaluación más extensa de los 30 minutos que tienen por norma, podrían hacer un diagnóstico más fehaciente.

4 Hiperactividad o inquietud

Por último hay una creencia errónea en equiparar la hiperactividad del tdah con la inquietud que pueden mostrar algunos niños.

inquietud o hiperactividad diferencias

Muchas mamás y papás, pueden decir que sus hijos son hiperactivos porque no pueden estar quietos, pero eso no significa que realmente los sean. Para estar diagnosticado en el trastorno de hiperactividad los síntomas se deben producir en todos los ámbitos del niño: casa, colegio, el sitio donde haga actividades extraescolares. Y además le supone dificultades como las siguientes:

  • A un niño hiperactivo le cuesta procesar la información.

  • En el tdah los niños se frustran con extrema facilidad, se agobian al mínimo inconveniente, presentan una baja autoestima.

  • Con hiperactividad le es muy difícil organizar, planificar, priorizar, prestar atención y recordar detalles.

En cambio los niños inquietos no muestran estos problemas. La inquietud aporta un exceso de energía, y aunque puntualmente puede no prestar atención, normalmente es capaz de controlar sus impulsos y emociones comportándose de una manera adecuada en los contextos sociales.

5 Conclusiones

Al igual que pasa con el autismo, una de las principales causas del tdah que se ha podido demostrar es debido a factores genéticos que se heredan familiarmente. En segundo lugar se atribuye cierta correlación entre el déficit de atención con hiperactividad con problemas durante el embarazo o determinadas circunstancias socioeconómicas de impacto negativo. Y aún así hay un alto % de personas y niños del que todavía hoy se desconoce cuál puede ser su origen de este trastorno neuronal.

Al final no tener una ciencia cierta sobre el origen del Tdah en un niño no debe ser una gran preocupación, lo verdaderamente importante es que los profesionales sanitarios hagan un correcto diagnóstico para poder suministrar las terapias o tratamientos más adecuados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *